Uno de los enfoques iniciales en los que Fundación Elementos trabaja es en los trastornos de la alimentación que llevan a la obesidad infantil y adolescente. Los profesionales de Fundación Elementos entienden que la relación de la persona con los alimentos puede generar un comportamiento adictivo que atenta contra la salud tanto individual como colectiva.

Por tal motivo, busca promover un desarrollo individual basado en una relación armoniosa con los alimentos; concientizar sobre conductas que puedan derivar en hábitos nocivos, al tiempo que proponer una nutrición saludable y actividades culturales, deportivas y recreativas; apoyar acciones que contribuyan a la protección de niñas, niños y adolescentes; habilitar espacios de tratamiento médico y terapéutico para la atención de patologías asociadas a trastornos alimentarios.

Fundación Elementos entiende que niñas y niños son un grupo social especialmente vulnerable a preservar y educar, y que es necesario trabajar en reconfigurar estereotipos de comportamiento social que, sea por defecto como por exceso, generan severos daños en la salud física y psíquica, individual y colectiva.