Un estudio de la Universidad de Turín muestra que los afectados por Covid tenían en su mayoría falta de vitamina D.

Niveles bajos de vitamina D se asocian con un aumento de las enfermedades infecciosas, en particular enfermedades respiratorias como gripe o neumonía.
En cambio, niveles óptimos de vitamina D se asociaron con una mejora del sistema inmunológico y una disminución de las infecciones virales y bacterianas.
Por desgracia los niveles de vitamina D afectan a más de la mitad de la población.
Estilo de vida, alimentación, edad, falta de exposición al Sol.
En algunos países el 80% de los mayores de 65 años y el 40% de los menores de 65 años, tienen concentraciones bajas de vitamina D.
La principal fuente de vitamina D en los seres humanos es la síntesis cutánea de colecalciferol en presencia de radiación ultravioleta B (UVB).
O sea, algo tan sencillo como tomar un poco de sol.

Fuente: Gunville CF, Mourani PM, Ginde AA. The role of vitamin D in prevention and treatment of infection. Inflamm Allergy Drug Targets. 2013;12(4):239–245. doi:10.2174/18715281113129990046

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s